Consejos de viaje

Viaje en tren por Siberia: 6 razones por las que es un gran sueño

Viaje en tren por Siberia: 6 razones por las que es un gran sueño
Rate this post

Viaje en tren por Siberia

Seguramente hayas cogido unos cuantos trenes a lo largo de tu vida para ir de un sitio a otro. ¿Pero un viaje solo utilizando el tren para moverte? ¡Definitivamente, es algo que tienes que probar al menos una vez en tu vida!

El ferrocarril Transiberiano, el más largo del mundo, es una de las metas más interesantes que puedes proponerte si eres un adicto a los viajes. Cruza tres países diferentes: Rusia, Mongolia y China. Los viajeros que se apunten a él, podrán disfrutar de la mezcla cultural, culinaria y lingüística que se produce a lo largo del viaje. Resumiendo, este viaje en tren por Siberia es una experiencia que traspasa países que no podrás olvidar.

Mucha gente cree equivocadamente que el ferrocarril Transiberiano es un tren que recorre un largo camino y que solo puedes hacerte con un billete si estás dispuesto a hacer el viaje al 100%. Sin embargo, el término “ferrocarril siberiano” hace referencia a una serie de carriles que se combinan atravesando los tres países que te acabamos de contar. Por lo que si coges el tren en la ciudad del este de Rusia Vladivostok y te diriges hacia el oeste de Moscú, estarás atravesando lo que se denomina el ferrocarril siberiano “más ortodoxo”.

Desde Moscú también puedes ir hasta San Petersburgo e incluso a ciudades más alejadas del este europeo. Otra dirección que puedes tomar es hacia Manchuria (una región del noreste de China) e ir hacia Pekín; o directamente desde Mongolia hasta Pekín. Si te apetece conocer el sur, otra opción es visitar Kazajstán. Ya ves que no hay una única alternativa, las combinaciones disponibles son muy variadas.

 

Al nombrarte esta gran cantidad de sitios, a lo mejor piensas que recorrerlos en tren puede ser un total aburrimiento, y que no tendrás nada que hacer, pero nada más alejado de la realidad.

 

La verdad es que si realizas este viaje en tren por Sibera, hay muchas más cosas para hacer de las que te imaginas.

 

1. Tienes que organizar tu itinerario para los 9288 kilómetros que recorrerás

Seguro que no concibes en tu cabeza un viaje en el que recorras casi 9300 kilómetros y no hagas paradas de descanso. Hay unos paisajes increíbles a lo largo de todo el recorrido, como por ejemplo Ulan Bator en Mongollia y el lago Baikal en Rusia. Si vas a hacer el viaje al completo, tendrás que tener en cuenta las escalas que harás y las distintas monedas que vas a utilizar, así como la forma en que harás las combinaciones de billetes para moverte entre las distinas ciudades.

Ulan Bator en Mongolia

2. Sientes cómo se mueve el tiempo y el espacio debajo de ti

Vas a cruzar ocho usos horarios distintos con este viaje a través de Siberia. Estarás sentado en el tren y te darás cuenta que lo que más se mueve y va cambiando de todo lo que estás viendo no es la gente, sino el tiempo y el espacio que fluye lentamente hora tras hora. No solo observarás que se va modificando el paisaje a través de tu ventana, sino que también lo harán las estaciones del año y las personas que te rodean.

 

3. Verás los ojos azules más bonitos de Siberia

Uno de los mayores atractivos que no te puedes perder en Siberia es el lago Baikal (se dice que es “la niña bonita” del largo viaje que recorrerrás). El Baikal es el lago de agua dulce más grande y profundo de todo el mundo. También se consiera como uno de los más antiguos y el que ofrece el agua más cristalina. En invierno, los coches u otros vehículos pueden cruzar el Baikal pasando por encima de su superficie, ya que se encuentra completamente congelada en esta época.

Lago Baikal en Siberia

4. Te verás forzado a aprender algo de ruso

No se trata solo de cruzar Siberia en tren, sino de pararse a contemplar las preciosas vistas que te ofrece cada parada en la que descanses. Una vez que te adentres Rusia, según dicen muchos viajeros que han disfrutado de esta experiencia, el hablar un poco de ruso es fundamental. Sin duda el idioma será una gran limitación, por lo que es recomendable saber algo de ruso para mantener una comunicación básica. Después de todo, lo que aprendas se quedará contigo el resto de tu vida.

 

5. Harás amigos de muchas partes del mundo con facilidad

El tren en el que viajarás tiene tres clases disponibles. Aunque cojas el bilete en primera clase, habrá dos literas en cada vagón. Si coges la tercera clase, las literas serán cuatro por vagón. Por lo que, independientemente de la clase que elijas, compartirás tu espacio con otras personas. Pero no creas que es una mala idea, porque conocer gente en un viaje de estas características es una de las mejores cosas que puede pasarte.

Tercera clase transiberiano

6. Encontrarás paz y entenderás el significado de la vida

¿Recuerdas quién eras y qué era lo que te definía antes de que el mundo te dijera cómo debes comportarte? Se suele decir que la vida es un viaje y sin duda con este que te estamos proponiendo, serás capaz de adoptar una comprensión contemplativa sobre que el tren en el que vas es realmente tu vida en marcha; no son las estaciones lo que realmente importa. A lo mejor encuentras gente maravillosa a lo largo del camino, a lo mejor sacas algo de tiempo para leer un libro magnífico o vas escribiendo tus experiencias en un diario. Pero al final, todos estos pensamientos tendrán un significado más que personal para ti. La vida del viajero es así.

 

Por lo que sí, la vida es como un viaje en tren. Algunas personas se sentarán a tu lado y te hablarán, algunas otras solo estarán de pie junto a ti y otras se bajarán del tren mientras tú mantienes una interesante conversación. Pero al final, lo único que queremos es tener la suficiente suerte de encontrarnos con gente que se siente con nosotros y nos cuente cosas con las que podamos ampliar nuestra perspectiva de la vida. ¡Viaja con U2GUIDE y conoce a personas que se convertirán en tus amigos para siempre!

Comparte :

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *