Experiencias de Viaje

¿Por qué es tan difícil volver a casa después de haber viajado?

¿Por qué es tan difícil volver a casa después de haber viajado?
Rate this post

por que es dificil volver a casa despues de haber viajado
Queridos viajeros, todos hemos estado ahí: lo hemos pasado increíble viajando por el mundo, haciendo nuevas amistades y viviendo aventuras extraordinarias.

Aprendes cosas que nunca habrías imaginado si no hubieras salido de tu zona de confort y comenzado a surcar los mares. Pero la gran pregunta es…¿Por qué es tan difícil volver a casa después de haber viajado? ¿Ahora qué? ¿Qué hacer después? ¿Cómo vas a poder encajar tu vieja rutina de nuevo, después de todos estos meses estando en tu propio mundo? Analicemos esta cuestión juntos y verás cómo toda situación tiene su lado bueno.

 

 

¿Qué sientes al tener ese “travel bug”?

 

Si eres un adicto a viajar, debes haberlo sentido. Es ese sentimiento que uno tiene cuando vuelves a casa después de viajar por meses y meses, que te dice que algo no va bien. No te sientes bien en tu antigua habitación, no disfrutas igual del mismo tipo de conversaciones, e incluso tu familia y amigos -sin importar cuánto los quieras- pueden resultar aburridos en ocasiones.

Todo el mundo que no ha viajado tanto puede pensar que la parte más dura de estar en el extranjero es el momento de las despedidas, cuando tienes que decir adiós a todos tus seres queridos. Por el contrario, en retrospectiva, la parte más dura es, de hecho, estar de vuelta en casa sintiéndote triste porque “tu aventura ha llegado a su fin”. Déjame decirte algo: tu aventura nunca acaba a no ser que quieras darle fin.

 

 

¿Qué es lo que me pasa?

 

Para nada. La razón por la que te sientes triste, nervioso o ansioso es porque has madurado. Y eso es algo precioso que debes aprovechar. Viajar le ofrece a uno la oportunidad de ver las cosas de forma diferente, de descubrir que hay muchas más posibilidades en la vida de las que la sociedad te cuenta, y que eres capaz de alcanzar cualquier meta que te propongas.

Y, de repente, todos estos abanicos de opciones frente a ti parecen “apagarse” cuando apareces en tu habitación de toda la vida, rodeado por la misma atmósfera, y teniendo que volver de vuelta a lo “normal” de nuevo. ¿Significa esto que viajar por el mundo, aprendiendo sobre ti no es normal? A veces yo misma me siento así. ¿Qué es “normal”, en cualquier caso? Estar atascada en la misma rutina diaria por años y años, cuando lo que quieres hacer es volar y descubrir todas las cosas increíbles que te esperan más allá.

Si opina lo mismo, está bien, todos los amantes del viaje han estado ahí en algún momento. ¡No estás sola!

 

la razón por la que te sientes triste es porque has maduradoAidan Meyer

 

 

El factor sorpresa de viajar

 

Si un día te despiertas en el hostal para mochileros más amistoso de Tailandia, preparada para hacer cualquier actividad que se te presenta, y al siguiente día estás de vuelta en tu pueblo natal en medio de una pequeña conmoción entre tanto cambio, solo puedo decir que este sentimiento desaparecerá; no puede durar para siempre.

Supongo que nadie te ha contado que viajar a largo plazo tiene dos factores “sorpresa” de los que deberías ser consciente: uno de ellos es el hecho de que uno nunca espera cambiar tanto como de hecho ocurre; casi te puedes convertir en una nueva persona. Aprendes acerca de nuevas culturas, escuchas historias de otros viajeros, haces amigos para toda la vida, te rompen el corazón, te ves involucrado en proyectos humanitarios, te vuelves a enamorar… Las experiencias que tienes durante esta etapa cambiarán tu vida para siempre, y todo ello llega sin previo aviso.

El segundo factor sorpresa es darse cuenta que, cuando vuelves a casa, todo es igual; nada ha cambiado en la mayoría de los casos. Y eso es algo que no te puedes esperar, porque inconscientemente sientes que, después de haber pasado por tantas experiencias increíbles en la carretera, tu contexto familiar/de amigos habría cambiado algo tras uno o dos años. Pero no ha ocurrido así. Tú eres aquél que ha ”crecido”. No te sientas culpable por querer algo diferente, es totalmente normal.

 

 

Esas preguntas molestas

 

¿Y qué ocurre con todas estas preguntas que todo el mundo te hace cuando se han acostumbrado a tenerte alrededor? “Ok amor, ahora que estás de vuelta, ¿qué pasa con el trabajo?”, “¿Cuáles son tus planes a partir de ahora?”, “¿Vas a alquilar tu propio apartamento?”, “¿Ya te has echado novio o novia?”, “No te vuelves a marchar pronto, ¿verdad?”… Y la lista podría seguir y seguir.

Si no te sientes con ganas de responder entrevistas de tercer grado porque todavía te estás acostumbrando a tu vuelta a la rutina, simplemente cambia de tema. Está bien, tómate tu tiempo para aclarar tus pensamientos y recuerda que pasar por muchos cambios en un tiempo tan corto es a veces difícil de aceptar, así que no seas duro contigo mismo y espera a que todo se sitúe en su sitio de nuevo.

 

 

El lado bueno de estar de vuelta

 

Ahora que hemos analizado estos sentimientos extraños que uno tiene cuando deja de viajar alrededor del mundo, hablemos sobre lo bien que siente tener algunos de los aspectos de tu “antigua vida” de vuelta.

Primero, todo el afecto que tienes de tus seres queridos. Después de varios meses sin verlos, tener sus brazos alrededor de ti en un abrazo es la mejor sensación posible. Es genial comprobar cuánto te echaron de menos.

Contarle a todo el mundo sobre tu viaje. Por supuesto, probablemente la mejor parte es sorprender a todos nombrando todos los sitios en los que has estado, toda la gente que has conocido, las historias increíbles que has escuchad de otros viajeros,…

Tener tu cómoda cama y las deliciosas comidas que prepara tu madre. O por lo menos, tener cerca un supermercado donde poder conseguir cualquier tipo de comida que te guste. Probar tu comida favorita después de meses y meses es lo mejor, ¿no?

También, especialmente cuando viajas de mochilero, ¿no es tan fácil ir de un sitio a otro sin preocuparse por dejar tus cosas solas en cualquier sitio al azar? En este sentido, eres más libre ahora que antes.

Comenzar a planear tu próximo viaje: puedes querer visitar a algún amigo del que te sentiste muy cerca cuando viajabas por el Sudeste asiático o invitar a tu querido compañero de viajes a quedarse contigo por varios días. Reunirse con gente a la que quieres es, simplemente, lo mejor.

 

el lado bueno de estar de vueltaBen Duchac

 

 

Últimos consejos para superar el “estar fuera de lugar”

 

  • Sé agradecido. Simplemente sé consciente de lo afortunada que fuiste de tener la oportunidad de cruzar el mundo, todos los amigos que has conocido en el camino y todas las experiencias que has vivido. No es algo que todo el mundo pueda decir todos los días.
  • Inscríbete en actividades que amas. Haz cosas que te apasionen y acostúmbrate a la rutina más fácilmente. Podría tratarse de clases de baile, cocina, escritura, etc.
  • Haz deporte.  ¡Muévete un poco y sube esos niveles de endorfinas! Tomar tiempo para una misma es siempre una solución terapéutica.
  • Empieza a planear tu siguiente viaje: Estar de vuelta no significa que no volverás a salir de casa en años, así que comienza a pensar en tu próximo destino. Haz planes a futuro para calmar tu ansiedad viajera y alégrate sobre tus próximos objetivos.
  • Involúcrate en un proyecto en el que crees firmemente. Ayudar a gente que verdaderamente lo necesita te hará olvidar tus preocupaciones actuales. No tengo duda de que la felicidad de otros es también tu felicidad. Dale una oportunidad y verás los buenos resultados.
  • Encuentra relatividad en tu situación. Se que no es placentero volver a tu vieja rutina después de meses disfrutando tanto de ti mismo, pero… no es el fin del mundo. Hay cosas peores y, en cualquier caso, existe una solución para todo. La incertidumbre se disipará y encontrarás tu sitio de nuevo, seguro.

 

Espero que este artículo te haya ayudado a ver las cosas de forma diferente. Como todo en esta vida, viajar tiene sus pros y sus contras. Simplemente date algo de tiempo si te está costando encontrar cambiar tu estilo de vida en el paso de la mochila a los horarios de oficina y las calles abarrotadas de gente. Encuentra el ángulo adecuado para analizar tu vida y tu experiencia será mucho más fácil.

Christian Koch– foto principal.

Comparte :

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *